Mercados gastronómicos solo aptos para amantes del lujo

Para los que buscan el lujo y la exclusividad en cada viaje que realizan o quieren encontrarlo dentro de su misma ciudad, os vamos a hablar de algunos de los mercados gastronómicos más exclusivos de ámbito nacional, donde no solo se puede disfrutar de la oferta gastronómica más exclusiva, sino además ser partícipe de toda una experiencia en la que ver envuelta todos nuestros sentidos, visitar cualquiera de estos mercados es una experiencia única e inigualable.

 

Valencia, mercado central.

Además de ser el mercado más grande de europa de estas características es todo un referente entre los valencianos, es único debido a su estructura arquitectónica y al los múltiples detalles que conforman el edificio.
Cuenta con un puesto que dirige el chef con estrella michelin Ricard Camarena y en su interior hay 450 puestos de trabajo.

El principal propósito de este mercado gastronómico es ofrecer a los turistas la mejor variedad y calidad de la gastronomía valenciana para que los que acudan al recinto puedan no solo comprar sino también degustar estos alimentos e incluso pedirlos a domicilio.

 

 

Barcelona, Mercat Princesa

Este mercado se encuentra en una localización incomparable, un palacio del siglo XIV situado en el barrio del Born.
Hay diferentes ambientes dentro de este recinto, desde la intimidad y la familiaridad hasta el dinamismo donde podremos encontrar cocina en directo entre otros espectáculos. Si vas a visitarlo un jueves podrás disfrutar también de música en directo de grupos que se están dando a conocer o dj’s de moda. cabe destacar que este exclusivo edificio se cede para todo tipo de eventos, celebraciones, fiestas, concursos, etc…

 

 

Toledo, Mercado de San Agustín

El mercado de San Agustín se encuentra en pleno casco histórico de Toledo, la clave principal de este mercado es la combinación perfecta entre tendencias gastronómicas antiguas y modernas que también se expresa en su forma arquitectónica moderna rodeado de un contexto antiguo.

En este mercado puedes probar la “carcamusa” un plato típico Toledano y también disfrutar de comidas en auge gastronómico mientras contemplas un concierto en directo en algún mágico rincón del mercado.

La parte más curiosa y atractiva es el sótano donde podemos encontrar los restos de una edificación medieval que han sido restaurados para convertir el espacio en un lugar de cata de vino donde se consigue un ambiente íntimo y privado para una experiencia única y exclusiva.

 

 

Comparta sus opiniones